5 Errores comunes que empeoran tu disfunción eréctil

5 Errores comunes que empeoran tu disfunción eréctil

5 Errores comunes que empeoran tu disfunción eréctil

Cuando se trata de problemas de salud, a menudo somos nuestros peores enemigos.

Esto se ve en muchos casos y con una variedad de enfermedades. Las personas que saben que tienen la presión arterial elevada y colesterol alto no cambian su dieta y siguen comiendo un montón de comida frita, por ejemplo.

La disfunción eréctil no es diferente. Aquí hay cinco cosas que podrías estar haciendo en este momento, hoy, que están empeorando tu estado.

Estás comiendo (y bebiendo) cosas malas

Cafeína. Alcohol. Nicotina. Drogas. Exceso de grasa. Si disfrutas de cualquiera de estas cosas habitualmente, la triste verdad es que estás empeorando tu disfunción eréctil.

Incluso si haces otras cosas para mejorar tu estado – incluso si tomas medicación para compensarlo, esas cosas serán menos eficaces de lo que podrían ser a menos que reduzcas dramáticamente o elimines los ítems mencionados anteriormente.

No estás comiendo suficiente cosas buenas

A continuación se presenta una corta lista de alimentos para aumentar tu salud vascular, lo que a su vez, mejorará la calidad de tus erecciones: granos enteros, verduras de hojas verdes, frutas (especialmente la sandía y arándanos), y ostras.

Si te gusta todo lo de esa lista, estás de suerte. Come más de todo eso y vas a ver que los síntomas de la disfunción eréctil disminuyen considerablemente, y posiblemente incluso desaparezcan.

Si actualmente no estás comiendo ninguno de los anteriormente, entonces definitivamente estás empeorando el problema.

En sí misma, la dieta puede no ser completamente capaz de curar tu disfunción eréctil, pero puede hacer una gran diferencia y tener un tremendo impacto en la calidad de tus erecciones.

Trabajas demasiado

El estrés es un gran aliado de la disfunción eréctil. Si estás trabajando demasiadas horas, o si no te tomas el tiempo para desconectarte y descomprimir, solo estás empeorando tu estado.

Simplemente no estamos hechos para la exposición a largo plazo al tipo de estrés al que la vida moderna nos somete. Debido a que la vida moderna es tan estresante, tienes que hacerte tiempo para ti mismo. Tienes que tomarte el tiempo para relajarse, porque ¿sabes qué?

Si no lo haces por ti mismo, nadie más lo hará por ti. Tu jefe no te va a dar varios días de bonificación para relajarte, así que si va a ocurrir, será porque tú lo vas a hacer una prioridad.

Sé bueno contigo mismo y encuentra una manera de tomarte el tiempo. Sí, hacer que sea una prioridad puede ser un reto, pero vale la pena, ¿no?

Tu vida sexual vale la pena, ¿no? Por supuesto que es así, ¿qué estás esperando?

No duermes lo suficiente

Sí, dormir poco puede afectar tu vida sexual. ¿Sabías que después de tres días sin dormir, estás propenso a tener un brote psicótico?

Es cierto, y no sólo eso, sino que la falta de sueño contribuye mucho a la depresión, que es otra gran causa de la disfunción eréctil.

No haces suficiente ejercicio

Cuando desgranas la disfunción eréctil a sus componentes más esenciales, la D.E. es un problema circulatorio. Tu pene se pone duro y permanece así gracias a la cantidad de sangre que fluye hacia él.

Más flujo de sangre equivale a erecciones más firmes. Menos flujo de sangre equivale a erecciones más débiles o incluso inexistentes.

No es muy difícil adivinar cual de esas opciones prefieren la mayoría de los hombres, y la buena noticia es que puedes hacer algo ahora mismo, a partir de hoy, que te ayudará a mejorar y aumentar el flujo de sangre a todas las partes de tu cuerpo, incluido el pene.

Lamentablemente, la mejor manera de hacer eso es también algo que a la mayoría de la gente no le gusta hacer. El ejercicio es algo que casi todo el mundo reconoce que es bueno y necesario, pero en la práctica, pocas personas se hacen tiempo para ejercitarse.

Tú deberías hacerlo. Si lo haces, la calidad de sus erecciones mejorará, así que incluso si no estás entusiasmado en absoluto respecto al ejercicio por sí mismo, hazle un favor a tu vida sexual e incorpora al ejercicio regular en tu rutina semanal.

Te recomendamos ejercitarte tres veces a la semana. Puede que te sorprenda la relativamente baja frecuencia de ejercicios, pero eso es porque nosotros también recomendamos encontrar un deporte que te apasiona y que también lo conviertas en una parte regular de tu rutina semanal.

Realmente no importa lo que sea, mientras que aumente tu ritmo cardíaco y que disfrutes de hacerlo, porque, seamos realistas, si lo odias, no lo harás con regularidad.

¿Estás haciendo (o no haciendo) algunas de las cosas anteriores? Si la respuesta es sí, estás empeorando tu disfunción eréctil. Estás literalmente perjudicándote a ti mismo.

Incluso si estás haciendo algunas cosas para compensar eso, o tomando medicamentos caros, simplemente no van a ser tan eficaces como podrían ser.